Veranito en la piscina, evita los Ojos Rojos!!

  • -

Veranito en la piscina, evita los Ojos Rojos!!

Llega el calorcito y para refrescarnos que mejor que un chapuzón en la piscina?

Es de lo más común que después del baño se nos enrojezcan los ojos.

Las piscinas llevan cloro, para mantener el agua limpia, libre de impurezas y evitar el riesgo de contraer infecciones.
El cloro es una sustancia potencialmente irritante para la piel, mucosas respiratorias y especialmente para nuestros ojos.

Para evitar los ojos rojos, las infecciones y otros problemas oculares se recomienda una buena higiene personal:

Antes de entrar en la piscina se recomienda una ducha para eliminar de la piel todos aquellos productos (tales como cremas, colonias, cosméticos, maquillajes…) que, al disolverse en el agua, pudieran originar irritaciones o reacciones tóxicas en otras personas.

Usar gorro, ya que en pelo se acumulan también muchas sustancias cosméticas y suciedad que pueden disolverse igualmente en el agua.

Usar gafas para buceo-piscina para evitar el contacto directo del agua con nuestros ojos y por lo tanto evitar el contacto directo de dichas sustancias tóxicas.

Evitar el baño si padecemos alguna enfermedad contagiosa como las conjuntivitis o si tenemos alguna herida en la piel. También si somos propensos a padecer enfermedades de la piel como hongos, papilomas…

Unos cuidados básicos después del baño también nos ayudará a evitar los ojos rojos!

Darnos una ducha para eliminar aquellos agentes nocivos, bacterias, etc…que no es capaz de eliminar el cloro; y si es posible instilar unas gotas de suero fisiológico o lágrima artificial sobre nuestros ojos.

Un truquito…Conserva el suero fisiológico o lágrima artificial en el frigorífico para lograr un efecto descongestivo mayor añadido al efecto de lavado.

Recuerda! No utilices tratamientos médicos sin la indicación de un especialista!!